sábado, 9 de noviembre de 2013

Un reflejo para felicitar

Porque no se nos puede olvidar que hoy es el día de veintiocho años de una promesa que continúa y de la que nosotros, si os fijáis, somos el reflejo. Desde la que dicen la capital del mundo: Mamá, Papá: ¡feliz aniversario!



1 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos adherimos!!!
Estamos entre ese grupito de gente que está entre vuestras cabezas.
Besazos.
Malka y Herme.