sábado, 9 de noviembre de 2013

Receta para un ensayo

Un viaje. Siempre es un viaje lo que me hace sentarme delante del ordenador para volver a escribir. Luego me engancho y sigo un tiempo, a veces mucho, y otras, apenas unas semanas. Vamos a ver si volvemos a darle un empujón con esta receta que os traigo.


Cuando metes un bizcocho en el horno no sabes si subirá bien, si se quemará por debajo o saldrá perfecto. Y de esto voy sabiendo más, estoy cada día más enganchada a la cocina. Tengo un pinche de excepción, Mario. O quizás le toca a él ser el chef principal, ¡quién sabe! Os copio la receta, no sin antes advertiros que está incompleta. Estamos experimentando, iremos añadiendo ingredientes, pasos a seguir o trucos caseros que lo harán único. Sólo espero que disfrutéis de la cocina como nosotros, que consigamos haceros llegar un poco de azúcar a vuestros días. Que se necesita, ¿o no?


Ingredientes: 6 capítulos de Revolution, 4 capítulos de How I met your mother, 1 capítulo de Boardwalk Empire, la quinta temporada de Breaking Bad y una película de Woody Allen, selección de cocina standard y cocina baja en calorías en el vuelo, dos maletas (con otras dos de mano en su interior), una mochila, un bolso, dos cámaras fotográficas, dos Ipad, pasaportes, dos sonrisas, vuelo en conexión, antifaz, bizcocho casero, una botella de vino y jamón ibérico para los que nos esperan, reservas y visitas programadas.

Banda Sonora: Live Your Life (Mika), When I'm gone (Anna Kendrick), You've Got the Love (Florence and the Machines), Mirrors (Justin Timberlake), Can't Hold Us (Macklemore).

Lectura: Edgar Allan Poe y Martin Luther King (Tengo un sueño y otros discursos).


Y sí, es sólo un ensayo, Mario y yo tenemos pendiente seguir con la experiencia, pero la próxima vez hemos prometido intentar dedicar un mes a cruzar, no a subir.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Que suerte tenemos saber tanto y podr atender a tanto, sigue asi