domingo, 7 de abril de 2013

Otro domingo revenga

Empiezo por el final. Para la noche, The Losers (USA, 2010). Una película de acción basada en la novela gráfica de Andy Diggle. The Losers son un equipo de agentes de élite de las Fuerzas Especiales Norteamericanas dirigido por Clay (Jeffrey Dean Morgan, uno que se parece a Javier Bardem) y formado por Pooch (Columbus Short), Jensen (Chris Evans, con un pelo y unas gafas de sol que no tienen desperdicio, y no seré yo quien critique precisamente este tipo de cosas), Cougar (nuestro Óscar Jaenada, que no se lo debió pasar nada mal) y Roque (Idris Elba). Son enviados en misión especial a Bolivia, para conseguir acabar con un mafioso y, como siempre, el gobierno estadounidense tiene otros planes que no les cuenta, e intenta matarlos. Cuatro años después, Aisha (Zoe Saldana es el bombón de la cinta) les arrastra a recuperar su lugar en ese país que les había engañado. Es corta y entretiene. (Ver trailer aquí).

Ponerte al día. Es decir, conseguir el primer capítulo de la tercera temporada de Juego de Tronos (Game of Thrones), pedir silencio durante el visionado y asediar a tu hermano con un cuestionario posterior. Porque recuerdas, pero no ubicas. Me niego a leer los libros por miedo a que estropeen la serie de televisión, que de por sí, es fantástica. Dos temporadas con diez capítulos cada una. Eso es todo. Ahora arranca el primero de la tercera. Los maestros de la HBO seguro sabrán hacerlo.

Navegar por la página de shopping online Asos. Moda para mujer y hombre, de diseño actual y sin gastos de envío; lo que me convence. La calidad la desconozco, no de las conocidas marcas que comercializa, sino de la propia. Por eso os animo a mirarla, que compréis y me contéis. Más que nada, porque además de llegar la primavera (o eso dicen), y de ser un domingo revenga, no tengo una tarjeta ilimitada y me he propuesto no pasarme. Así que, con mirar me vale. Y mirar a través de una pantalla, porque si voy a la tienda, acaba pasando la tarjeta de crédito.

Ver la película Más fuerte que su destino (Dangerous Beauty, USA 1998) con tu madre en el salón. Bajo una manta, con galletas y café. En la pantalla una magnífica Catherine McCormack en la Venecia del siglo XVI, donde las cortesanas (entre las que se encuentra ella) disfrutan de una vida plagada de privilegios y alabanzas: son poetisas, componen música y visten (que no pagan) preciosos vestidos. Incluso, se atreven a discutir asuntos de Estado, si es que antes no han conseguido convencer en la cama al hombre que gobierna. Porque de puertas para adentro ellas son las reinas.

Veronica Franco (Catherine McCormack) se ve obligada a esta vida de ilusión tras el desamor causado por Marco Venier (Rufus Sewell), de una clase social superior. Un noble arruinado que, aún a pesar de parecer enamorado (de esta gente no te puedes fiar nunca), se debe a su familia. Veronica decide endurecer su corazón, no entregarlo jamás a ningún hombre y cruzarse en el camino de Marco. Sin querer. Guapa, inteligente e irreverente. Se convierte en la mejor cortesana de Italia, con fama europea. Y ahí viene ese amor idealista con el que todas soñamos. Una historia real recogida en la novela de Margaret Rosenthal y llevada al cine en este drama cinematográfico. Un colaborador estupendo, por cierto: Oliver Platt. Porque la Inquisición Española también es personaje en la cinta. (Ver trailer aquí).


Foto: GQ Magazine

Ver la Gala de los Oscar de este año con retraso y en pequeños vídeos. Gracias a Youtube. Y a que ya no necesito los subtítulos tanto como antes. Nunca es tarde. Para verla o para darte cuenta de que te estás enamorando de Christoph Waltz, como actor, ya os comentaré como persona. Cuando vaya yo a recoger mi Oscar, por supuesto.

0 comentarios: