viernes, 8 de marzo de 2013

Doce mujeres

Un correo electrónico que me mandó mi tía Pilar hace tiempo decía que tenía que elegir doce mujeres. Debía enviar ese mismo correo a todas aquellas que habían marcado su vida y a las que quisiera hacer participar. Era una cadena, de esas que yo ya no continúo desde que rompí la primera y no me sobrevino una muerte espantosa el tercer viernes del quinto mes del solsticio de las cuatro estaciones siguientes. Doce mujeres que, dentro de una habitación, se harían con cualquier imposible. Aquellas que no debían olvidar las posibilidades que tuvieron y aún tienen. Feliz día a sus doce mujeres, a las que tenga él, a las tuyas y, por supuesto, a las mías. Porque todas ellas siempre celebren el día de la Mujer Trabajadora.

1 comentarios:

Pilar dijo...

Feliz día curranta!