martes, 26 de febrero de 2013

Las noticias del día

Hubo un tiempo que tuve la costumbre de enviar las cinco noticias más importantes de la mañana, esas que yo creía destacaban en el periódico gratuito que me daban cuando entraba al inframundo. Sí, a mí me lo daban, yo no me tiraba cual posesa a por un ejemplar, porque soy una señorita. Y sí, el inframundo, porque después de más de un año de uso continuado del transporte público, me he ganado el derecho de valorarlo.

En mis carreras de hoy en eso, el inframundo londinense, he encontrado cinco puntos  a destacar en el ejemplar matutino de la prensa gratuita que, con tanta generosidad y orden, depositan en las estaciones. No hay ironía en mis palabras, os lo aseguro. Tampoco son las noticias que mueven el mundo de hoy, porque no mencionaré los premios que anoche se entregaron en Los Ángeles y que yo, de tanto cansancio acumulado, pasé por encima. Pero creedme cuando os digo que han sido capaces de impedir que unos bonitos insultos en lengua extranjera salieran por mi boca, captando toda mi atención. Y sí, el inframundo hoy se me ha dado mal. Por si no se nota.

Me niego a pensar que lo que vivimos a mediados de enero en este país vuelva a ocurrir de nuevo. No sé si las segundas partes serán buenas o no, pero desde luego, un segundo temporal de nieve, no lo es. Rotundamente. Viajo a Madrid el miércoles. O me lo llevo conmigo o se queda esperándome, apuestas.


Tesco, una cadena de supermercados inglesa de precios "razonables", si es que existe algo "razonable" dentro de la cultura inglesa del consumo, lanza al mercado tarjetas de telefonía móvil. Ahora podrás ser, además de Vodafone, Three, O2, etc; de Tesco. No creo que los vecinos del barrio de Shoreditch, por ejemplo, se decidan por ello. Por muchas libras que puedan ahorrarse. No es cool llevar una cadena de alimentación en tu Iphone, porque aquí, sólo hay Iphones. Al final, acabo pegando un zarpazo sin querer.

Mientras, Beckham ha fichado por Sainsbury's, otra de las cadenas de supermercados low cost de la ciudad. Pero no destaca por los anuncios de página completa que se marca, si no por sus malas prácticas con la Hacienda Pública francesa. Parece ser que la feliz familia está intentando evadir impuestos. Y a estos ingleses no se les escapa ni una, por muy caballero que sea el protagonista y mucho que le adoren. 














Una final de fútbol que nadie esperaba, igual que el resultado que se dio en el partido, con un estrepitoso desastre. Y una viñeta de humor que, por fin, he entendido sin problemas. No consigo adivinar con qué reírme en los chistes ingleses nunca, pero esta vez sí, a la primera. Es completamente real. Por si no podéis apreciarlo bien (he hecho lo que he podido con las fotografías del periódico), os pongo debajo lo que se supone que ocurre. Una situación que se nos ha dado a todas. Y a todos. TODOS.


She: Ready / He: Hey, did I mention that my EX is coming tonight? / She: Ready / Why don't you drees up like that for me?

0 comentarios: