domingo, 20 de enero de 2013

Nieve en blanco y negro


Heavy snow is expected to hit London and the South-East tomorrow, with forecasters warning of travel chaos and advising people only to make journeys that are absolutely necessary. Up to five centimeters (two inches) of snow could fall in the capital from mid-morning (…).

O lo que es lo mismo: si puedes, múdate de país. No es que vaya a nevar sin parar desde el viernes a mediodía hasta el domingo (sí, aún no ha parado); sino que ya has olvidado qué es eso de salir de casa sin que los incesantes copos se diviertan colándose por todas partes. Y eso que te forras hasta arriba y la palabra isotérmico es lo que define tu ropa.

Las postales que deja la ciudad son bonitas, no lo niego; pero tú no puedes dar tres pasos seguidos por la calle sin que: a) pienses en la posibilidad de haberte roto un dedo del pie sin haberte dado cuenta; b) las botas de agua se te hayan quedado pegadas al cuerpo y en cualquier momento salgan a caminar solas; o c) el tono morado de tus manos ofrezca dudas sobre tu procedencia étnica. E insisto, la ciudad queda bonita sí, siempre que te aventures a verla. Y mira que Londres es grande, pero con tanta nieve cayendo sin cesar, el mapa disminuye y las fronteras de tu zona asequible las conforman las cafeterías que conoces e interconectas. Corres de una a otra, uniendo puntos, avanzando hasta tu destino. Pero pensar en hacerlo sin paradas es, literalmente, una locura. A menos que estés dispuesto a no contarlo. Que para todo hay gente en esta vida.

Mi mapa este fin de semana, a excepción de esa locura de sábado que yo también tuve (Portobello Road por la mañana, Tate Modern Museum por la tarde), se ha limitado a la zona comprendida entre los cafés que rodean Liverpool Street Station y Old Spitalfields Market, junto con los alrededores de casa, cerca de Shadwell. Contando los eternos minutos de espera para el autobús 135-CrossHarbour que conecta la primera con la segunda. Y entre punto y punto, fui capaz de sacar las manos de los bolsillos para enseñaros esas postales que, os confirmo, son bonitas.

Old Spitalfields Market, (London, UK)
Brushfield Street, (London, UK)

Liverpool Street Station, (London, UK)





2 comentarios:

ideasdulces&me dijo...

Preciosas fotos. Tan conseguidas que siento frio sólo de verlas!

Marta dijo...

¡Muchas gracias! La verdad que las manos se quedaron congeladas por tomar las fotos, (menos la de la cafetería, es cierto)
Un abrazo