viernes, 28 de diciembre de 2012

Harold Fry

"- En tiempos conocí a una muchacha. Era encantadora. Vivía en Tunbridge Wells. Fue la primera chica a quien besé, y me dejó hacer unas cuantas cosas más, ya me entiende. Aquella jovencita lo hubiese dado todo por mí, pero yo fui incapaz de darme cuenta. Estaba demasiado ocupado intentado labrarme un porvernir. Sólo años más tarde, cuando me invitó a su boda, me percaté de lo afortunado que era el tipo que acabó casándose con ella".

Estas no son precisamente las palabras de Harold Fry, protagonista de la novela que he acabado esta mañana, sino de uno de los caminantes con quien Harold se topa en su recorrido. Casi tres meses de viaje a pie por Reino Unido, de sur a norte, con algún que otro desvío. Desde su modesta casa en Kingsbridge hasta Berwick-Upon-Tweed, donde espera la callada Queenie, el motivo que él necesita para ponerse en marcha. Maureen, su mujer, le espera en casa. Como lo ha estado esperando desde que su hijo David irrumpió en casa por primera vez.


El insólito peregrinaje de Harold Fry es la primera novela de la actriz y guionista de la BBC, Rachel Joyce. Una de las obras más vendidas en Reino Unido que comienza en Kingsbridge con una tarea cotidiana, echar una carta en el buzón, para acabar convirtiéndose en todo un aprendizaje sobre uno mismo. Para quitarse el miedo a recordar, a dejarte acariciar por las historias de los demás y a no temer qué serán de esas personas que llegaron, te tocaron y se fueron. Porque en el futuro no sabes quién estará. Un duro recorrido para alguien como Harold, quien con el sencillo acto de caminar, consigue lo más difícil: perdonarse, descubrir sentimientos que creía no tener. Algo complejo que se alcanza con uno de los movimientos que mejor aprehendemos desde pequeños: caminar. Y es que ya lo dice el principio de la novela. Simplemente "la carta que habría de cambiarlo todo llegó un martes".

Gracias Maritere, una vez más, por tu recomendación.

6 comentarios:

Carla dijo...

Marta!
Está en mi lista de libros pendientes, lo vi y dije pinta bien :) ... así que después de tu post voy a cogerlo con más ganas.

Gracias una vez más por tus recomendaciones sobre libros, me encantan :)

Marta dijo...

Yo lo que propongo es hacer una ruta parecida, por Inglaterra-Irlanda o cualquier otro país, pero con coche (está claro). ¡Igual nos encontramos a nosotras mismas!

Tengo pendientes las sombras erótico-festivas...

Muaa!

Carla dijo...

No propongas ... directamente LET'S DO IT!!!
Pues al igual sí y nos encontramos a nosotras mismas de una vez jajajaja :)

Pendientes??? Empieza yaaaaaaaaaa!!! (que ahora tiempo no te falta)

Muaaa!!

Marta dijo...

Prometido! Empiezo el día en que me encuentre en Barajas para embarcar con destino mi nueva etapa :) (Así, voy motivada!)

Muaa

Carolina dijo...

Yo me apunto a ese reencuentro Martuki.
Gracias x la recomendación, a mi todo lo k tenga k ver cn Inglaterra me engancha.

Un besazo

Marta dijo...

Cuando leí que iba por Exeter, ¡me acordé de tí y de las mil postales!
Muaa