jueves, 15 de noviembre de 2012

European MTV Awards


Error. Espantoso. Psicodélico. Buscad todos los sinónimos que queráis a estas palabras. Muchos sinónimos además, porque si de algo se ha caracterizado la gala de los European MTV Awards de 2012 es de equivocaciones a gran escala. Muy pocas han sabido acertar, y de aquella manera. Porque, en mi opinión, ninguna sube de un simple aprobado.

Sabéis que siempre destaco a cinco celebrities por bien vestidas, buenas elecciones en sus zapatos o un maquillaje estupendo. Esta vez, cambio. Por obligación. No me salen ni cinco que destaquen por su buen hacer al vestirse. Quizás la que mejor llegaba a la ceremonia era Taylor Swift, quien ha dejado a un lado esos labios rouge a los que nos tenía acostumbrados y ha apostado por un maquillaje más naif. Su vestido, de J. Mendel, llegaba a los parámetros mínimos para ser "aceptable". Sin mucho riesgo. Eso sí, me quedo con ese look circense que enseñó para cerrar la gala. Muy a tono, por cierto. Que con el desfile de modelos durante la gala, lo que tenía que cerrar esta chica era un auténtico circo. 

También aprobadas podrían estar Carly Rae Jepsen, la de la canción Call Me Maybe que me encanta, (y no sólo por elvideoclip de los chicos de Abercrombie). Su flequillo, aunque tendencia, no me convence. Dos galardones fueron los que se llevó en su estreno. Louise Roe, sin esa cartera de pitón enorme; o Matt Bellany, el cantante de Muse, con un divertido broche rojo.

Pero la gala, a efectos de moda, un fracaso. Heidi Klum parece no sólo haber perdido a su marido Seal, sino el norte por completo. Ninguno de los modelos que vistió eran aceptables. Y el que menos ese Versace con el que posó en la alfombra roja. Una sirena hortera desterrada de esas películas de Antena 3 de bajo presupuesto es lo que parecía. Y lo siento por toda la audiencia de este tipo de cine, pero es así. Lana del Rey, que se empeña en no cortarse las uñas y dar, cada vez, más volumen a su melena. El traje de seda azul marino, bueno. Pero ese aire de brujería creciente me asusta. Y Rita Ora, de rojo Valentino, demasiado recargada. 

Pero este post-Halloween no se quedó sólo con ellas. También tuvo sus tres brujas (o cuatro) de SalemKim Kardashian, a la que muchos ya daban por reformada tras su recién estrenado matrimonio, ese que le habría concienciado de cómo vestir su figura. Pero no, a las pruebas me remito. La ganadora de Eurovisión 2012Loreen, con un flequillo además que dudo le dejase visión alguna. La modelo rusa Anne V y la cantante Gwen Stefani completan el grupo. Y podríamos continuar con los disfraces de temática terrorífica gracias a la top Isabeli Fontana, de murciélago, por ejemplo. La inspiración para las próximas fiestas navideñas, mejor en otro sitio.

2 comentarios:

Hermenegildo dijo...

Increibles tus recursos!!!
Pero esta vez discrepo, Heidi sí sacó al menos un traje de impresión.

Marta dijo...

Tienes razón, porque impresión es lo que más me dió con todos y cada uno de ellos XD
Mua!