martes, 27 de noviembre de 2012

Estimulación cerebral

Antes de empezar a soltaros un rollo, quiero advertir a mi tía Maritere que este post sigue la misma línea de aquél en el que hablaba de la gran utilidad de los calcetines durante el sexo. (Pinchad aquí si no lo habéis leído, es información de primer orden). Hace más o menos un año leí en el periódico que el doctor Barry Komisaruk, de la Universidad Rutgers de Nueva Jersey (EEUU), ha grabado en vídeo la respuesta cerebral de las mujeres durante el acto sexual. No sé por qué, pero este artículo ha vuelto a mí esta tarde.

Un cortometraje de cinco minutos, presentado en la Conferencia Anual de la Sociedad de Neurociencia de Washington, orientado a conocer qué sucede en el cerebro femenino durante la práctica sexual. El objetivo, según este doctor, es averiguar qué pasa en aquellas mujeres que no consiguen llegar al orgasmo. Porque por lo visto, la culpa es nuestra y no de ellos. Creo que nuestro querido doctor se tiene en muy buena estima sexualmente hablando. Habrá que preguntárselo a su mujer. Quizás el enfoque es incorrecto, el problema es suyo y no nuestro. Pero ese, no es el tema.

El estudio se basa en los niveles de oxígeno en sangre que se corresponden con la actividad de las distintas regiones cerebrales y están representados con colores diferentes. Cuando aparece el tono amarillo la mujer llega a su máximo. Así que chicas, habrá que ponerse un gorro cuando estamos en la cama con nuestro hombre, no vaya a ser que se nos ilumine la cabeza y parezcamos una bombilla en
trance. Os aconsejo utilizar uno de algodón fino, que en momentos como estos toda ropa sobra; y que se ajuste bien, para aquellas que se vuelven locas. Descartar los gorros de piscina, te quitan todo el glamour, y no estamos para inseguridades.

Además, el estudio proporciona evidencias que muestran que las principales regiones cerebrales de toda mujer se activan durante el
orgasmo, hasta casi completar el órgano pensante al completo. Lo que me hace llegar a otra conclusión: en vez de ponernos a leer para estimular la mente, o invertir en juegos de la Nintendo DS para disminuir tu edad mental y tanta tontería de sumar/restar; lo que tenemos que hacer es mucho amor. No lo digo yo, lo dice el estudio. Que luego mi tía me llama la atención por este tipo de consejos. No es que sea una promiscua con la lengua suelta, yo hablo de todo sin vergüenza y me preocupo por la salud de mis chicas. Así que, un simple consejo: en la carta de los Reyes Magos de este año, mucha ropa, viajes, perfumes y joyas. Libros, enciclopedias y similares, ninguno. Reemplazarlo por sexo o actividades análogas. Y no, no vale el yoga.

(Información: ElMundo.es)

3 comentarios:

Pilar dijo...

Yo por si acaso me lo tomaré con tranquilidad no se me vaya a quemar el pelo con lo bien que me han quedado las mechas.

Marta dijo...

Debe ser éste el motivo oculto de por qué siempre acabo por decidir no teñirme el pelo :)

Hermenegildo dijo...

Y de nosotros no dice nada ese Ki... Como se llame. Me pncré un casco militar por sí acaso funciona.