lunes, 15 de octubre de 2012

Optimismo

Quizás sea el verano en octubre, o quizás ese bronceado que todos me comentan. Quizás ese ¡qué guapa! que escucho estos días (consecuencia directa de ese moreno de piel, nada más), o quizás que hoy visto de rojo. Quizás se trata, simplemente, de descansar. Dejar de organizarse para cada día. Un alto en el camino. Quizás sea el ver que queda poco para el final, o el principio, quién sabe.

Y eso que hoy es lunes y vuelvo a la oficina. El café sabía más rico, siendo el mismo. Y aunque todos estaban igual de metidos en el trabajo que cuando los dejé, yo estaba tranquila. Dominando el lunes. Y si empieza el frío, yo sonrío, porque paseo ese bronceado con gracia.

Quizás sea que tengo la creencia de haberme aclarado. Sólo la sensación, porque te paras a pensar y es mentira. Una nunca cambia y sigue esperándolo TODO. Pero sonríes, porque el paisaje de Tenerife te lo dijo este fin de semana. Bien grande y con letras en blanco, mientras conducías por esa complicada carretera. Una declaración de intenciones muy clara escrita en la montaña que, desde ahora, trataré de no olvidar. Y aunque no sepa qué será de mi vida mañana, el mes que viene o en 2013, sigo tranquila; porque yo:



3 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta esta nueva actitud de positivismo cn la que has venido me alegra leer este texto :-)
Y la foto muy hacertada good baby goooood!!

Andrea**

Marta dijo...

Thanks little princess jaja.
A ver si nos dura esta actitud, que ya sabemos, según los neurólogos y Punset, tendemos al pesimismo.

Muaa

Hermenegildo dijo...

Guai!!!