lunes, 1 de octubre de 2012

Ángel de la Esperanza


Casi un año después, acabé. En otoño del año pasado encontré un bonito cuadro para regalar a mi madre. Le encantó y me dijo que lo quería. Ella se encargaba de comprar tela e hilos, de enmarcarlo cuando lo terminase, pero el cuadro se quedaría en casa. Ya tenía incluso reservado el sitio en el salón. Empecé la labor con ilusión y estuve avanzando bastante rápido, hasta que llego el momento de bordar con hilo dorado, que siempre me frena. Pero por fin, este fin de semana terminé de perfilar la cara de El Ángel de la Esperanza. 


PD: Tengo un documento en .pdf con los esquemas, por si alguien se anima. 

2 comentarios:

Pilarin dijo...

Pero que bonito ha quedado! Ahora elegir bien el marco que esa labor se lo merece.Un besote.

Marta dijo...

Para eso...¡Sí que pediré ayuda! Muaa