martes, 11 de septiembre de 2012

Resumen que no me apetece

Estoy. Sí, sí. De verdad. Estoy. Sé que me propuse mantener actualizado este blog durante agosto, mes de los madrileños por excelencia, y que yo me he tomado en serio. Última entrada el dos de agosto. Y eso que yo no he tenido vacaciones. Una vergüenza esta dejadez, tanto por la falta de lo primero como de lo segundo. Mi cabeza ha seguido funcionando, no lo niego. A veces incluso, se me ocurría alguna que otra tontería que contaros. Pero mi atención se desviaba para otras aficiones; variadas y a veces ni aficiones, pero cualquier excusa para no sentarme a escribir. 

Sé que procede un breve resumen de mi verano, que repito, no es sinónimo de vacaciones. No en mi caso concreto. Aunque alguna escapada express ha salido, un fin de semana por mes: Mataró,Alicante y Galicia (como siempre). Pero no me apetece contároslo. De la última salida además, volví con un encantador virus que me tuvo vomitando un par de días y tirada en el sofá alguno más. La panzada a Juegos Olímpicos que me metí ante tanto tiempo recluida en el sofá (porque estar en el sofá sin más para mí, ya sabéis, es como estar en la cárcel), hizo que mi conocimiento aumentase con algunos descubrimientos respecto a determinados deportes como el voley, el levantamiento de peso o la gimnasia deportiva. E incluso, ver como dos de las que fuesen mis compañeras de waterpolo hace unos años se llevasen para casa la medalla de plata por primera vez en la historia de este país. Y no quiero empezar con las reivindicaciones típicas, que no paro.
 

Además, ha sido un verano (que repito, amén de ser pesada, pero no unas vacaciones) en el que no sometí mi cuerpo a una sobresaturación de helados, sino más bien de granizados; en el que retomé viejas conversaciones, (algunas perduran y otras, vuelven a desaparecer) y conocí gente nueva e interesante, pero sin más. Supongo que no sería de verdad un verano sin conocer a 
esa gente sin más. Pero como siempre ocurre, empieza septiembre con esa sensación de que comienzas nuevo curso, que hay que trabajar y que algo te queda por disfrutar antes de que vuelva esa sensación de "este año sí" que te llega en diciembre. Y como no me apetece hablar mucho más, al menos de momento, os resumo lo que ha sido la falta de actualización durante el mes de agosto en varias instantáneas que os cuentan ese mes madrileño; sin actualizaciones, pero de labores, investigaciones, películas y paseos por la ciudad. Las vacaciones, ya llegarán. 




0 comentarios: