viernes, 13 de julio de 2012

Noches de Tozzi

Cumpliendo con la tradición. Tozzi es una heladería de Alcorcón que conozco desde que empecé a jugar al waterpolo, cuando se convirtió en punto de peregrinación con mis amigas de equipo. Llegaba el verano y había que ir a inaugurarlo. Y sigo haciéndolo. La compañía cambia pero las visitas estivales obligatorias no. Ahora puedo elegir local, porque tiene dos: uno cerca del polideportivo de Los Cantos y otro en la Avenida de Leganés, en Puerta del Sur.

Mi primera visita del año es, por lo general, mucho más anticipada que esta vez. Y he de reconocer que ahora me controlo un poco más y no soy una asidua de cada noche, aunque con lo bien que me lo pasé ayer, no puedo asegurar que no vuelva a ser así de nuevo. No es que sea una fiesta, pero las charlas se alargan y, al final, acabas pecando y comiendo otro helado o granizado. Te atiende el mismo personal argentino de cada verano, que ya no necesitamos ni presentarnos, aunque sí es verdad que los precios cada vez son más altos.

El granizado pequeño son dos euros, con cuatro sabores: café, limón, naranja y piña. Ayer, para no perder el tiempo, tomé los dos primeros. El de limón porque es mi favorito y el de café porque me apetecía, sin más. Total llevo toda la semana durmiéndome a horas intempestivas, un café más o menos al día ni me afecta. Estefi y yo, ante tanta ingesta de azúcar, decidimos dar una vuelta por el centro y descubrimos una preciosa proyección en la Parroquia de Santa María La Blanca. Además de organizar un poco nuestro posible viaje juntas. 

Puedes tomarte una Horchata, llevártela a casa en los envases que te preparan o decantarte por un helado. Variedad de cucuruchos y tres tamaños de tarrina: una bola (tres euros), dos o tres. Además de los envases de litro y demás medidas que, si no eres como mi amigo Renan y yo en Buenos Aires, que tomábamos un litro a modo de merienda cada día; te los preparan para casa. Mucho más rico que comprarlo en cualquier supermercado, con el permiso de Häagen-Dasz yBen&Jerry's, pero es que yo soy más artesanal para estas cosas. 

Mi sabor favorito es Straciatella (como en toda heladería que se precie) que suelo mezclar con Vainilla con Cookies o Kinder. Suelen ser mis combinaciones, aunque también os recomiendo el Chocolate (siempre), la Leche Merengada o el Yogourt con Arándanos. Esta noche, como buena anfitriona y con la idea de buscar la continuidad en la tradición, he estrenado a mis primas en esta heladería. Sus elecciones: chocolate blanco y negro para Irene, batido de chocolate para Sara. Queda inaugurada pues las noches de veranome encantan.

Ver hace un par de años aquí.


0 comentarios: