viernes, 29 de junio de 2012

Noche de San Juan


San Juan se celebra más por la noche que le da entrada que en su propio día. Yo prefiero felicitar a los que así se llaman antes de que se apague la hoguera. Esa que a media noche se enciende para arrojar en ella todo lo que queremos que desaparezca, un deseo de cambio o un anhelo de mejora. 

La noche de San Juan, que llena las playas españolas de gente, marca el inicio del solsticio de verano. Sol y Luna bailan juntos, mientras la segunda le explica al primero que, a partir de ahora, saldrá menos tiempo a vernos. Son muchas las costumbres que existen en cuanto a su celebración; no sólo en algunos países de Europa, sino también, en Sudamérica. Yo me fui este año a la playa, a celebrar el cambio, a quemar lo que no me gusta y esperar con ilusión lo mejor que venga.

Foto: Marta. (Mataró, BCN)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho la filosofía de la noche de san Juan, tirar figueroa los malos recuerdos para que entren los nuevos

Marta dijo...

¡Exacto! Aunque me gusta más pedir tres deseos, no uno...