jueves, 31 de mayo de 2012

Dos redes sociales más

El mundo de las redes sociales me sobrepasa. Sí, ha llegado el momento. Creía estar capacitada para poder llevar todas al día pero es imposible. MySpace habrá eliminado ya mi perfil y Twitter me envía emails para recordarme que existe. Cada semana me deja en la bandeja de correo electrónico las notificaciones que sigo sin dignarme a mirar, o intenta que cambie un estado que lleva perenne desde el día que me licencié, casi un año atrás. Las he abandonado. Ya me da pereza hasta cotillear. Y ni hablar de repasar las novedades semanales. Sólo utilizaba Facebook, mi página de referencia. Hasta ayer. Me he convertido en víctima inicial de otras dos redes sociales más.

Foursquaremi último descubrimiento. Ya había escuchado hablar de ella en varias ocasiones, e intuía su funcionamiento gracias a las series norteamericanas con las que me obsesiono. Y aunque soy un perfil muy reciente, cada vez voy haciéndome más a su uso. Y peligro, que en cuanto lo domine, no podré parar. Ya me creo que estoy en competición y llevo tres días. Se trata de una red social en la que tú vas haciendo check-in en los lugares que visitas. Puedestipear (comentar) acerca del sitio, compartir fotos, agregar a listas que tú mismo creas y que te permite hacer una especie de "mis lugares favoritos" con la temática que quieras. Yo ya tengo varias: Madrid para comerMadrid shopping o Buenos Aires. Poco a poco, ¡qué además he descubierto que puedes editarlas! Pero lo más adictivo es que, cuanto más pinches en un lugar, más puntos obtienes. Y el que más puntos tiene, ¡se convierte en Alcalde! Y las pretensiones de poder que yo tengo son absolutas. Puedes compartirlo en las demás redes sociales, pues tiene conexión directa con permiso previo, lo que me gusta también. Además, que amigo que yo no solicite o acepte, amigo que no podrá saber dónde me encuentro. Que tampoco una ha de delatar todos sus crímenes. 

Goodreadsuna red social para los que leemos mucho. O intentamos hacerlo. Me invitó un amigo hace bastante tiempo y, aunque la he abandonado varias veces, siempre me acabo acordando de ella. Cuando termino un libro y quiero registrarlo, o cuando ese amigo (porque es patético pero sólo tengo a Gonzalo) me envía una recomendación y yo le pido la copia en pdf para ver si lleva razón. Y aunque sólo tenga un seguidor, me siento acompañada. Es como un registro de tu biblioteca pero sin ocupar espacio. Y ya sabéis lo fan que soy yo de las listas y los registros. Además, aunque todavía no tengo la web muy dominada, te permite opinar sobre comentarios de otros lectores, puntuar el libro, ofrecer tu ejemplar e incluso, ir actualizando tu lectura. Compartir hasta la página en la que te encuentras. A tanto no llego, pero en fin, os la recomiendo. Te sientes orgullosa de ir engrosando la lista de leídos. 

Ya sabéis, aunque mi favorita sea Facebook, os invito a que os apuntéis y me amiguéisTwitteres mejor que ni lo toque, porque puedo esclavizarme ya de forma absoluta. 

0 comentarios: