viernes, 25 de mayo de 2012

Dancing the Paradise

Si soy ñoña, lo admito. Si a veces parezco una quinceañera, lo admito. Si me creo que el mundo es de color de rosa, también lo admito. Es decir, admito todo lo que queráis, pero nadie os va a salvar de ver mi escena favorita de la semana, que tuve el placer de quemar (y no exagero) el sábado pasado. La verdad que me costó tomar una decisión, había tres canciones que me parecían buenas. El sólo de Rachel como segunda opción en los Nacionales¡qué voz tienes!; el "We are the Champions" del final con parada en todos y cada uno de los miembros de Glee Club, que no reconoceré nunca que se me saltaron las lágrimas, (una estaba susceptible por haberla escuchado algunos días antes en el Bernabéu); y la que ha resultado ganadora: Paradise de Dashboard Light. El cierre del repertorio de los Nacionales de Chicago. 

Y es que estos años están de moda, y a mí me encantan. Por su música y porque estoy convencida de que con el físico que yo poseo, y del que mejor no hablaremos, me sentaría bien la estética imperante de la época. Además, siempre he querido volver a llevar un vestido de fondo blanco cubierto por cerezas sin la censura de las chonis de Alcorcón. Y lo peor es que se creerán que su pantalón de chandal negro, el piercing en el labio fucsia, los cuatro kilos de rimmel y la camiseta amarilla de lycra de Zara 4,95.- Euros es la combinación perfecta. Y lo dejo, que me enciendo. 

Una canción con mucho ritmo, interpretada por grupos y parejas, las que se han formado durante estos años o las que dejaron de serlo por motivos varios, pero que nos encantaron. Otra serie que acaba temporada y que deja mi verano huérfano. Si me permitís, la voy a bailar una vez más. Como dirían entonces, ¡a mover el esqueleto! 


(NOTA: Siento el titular en inglés, pero es que no había nada mejor) 

0 comentarios: