lunes, 28 de mayo de 2012

Comentarios masculinos para la Eurocopa 2012 (Capítulo 1)

No tengo novios pero sí algunos amigos que se acuerdan de mí. Y me gusta pensar que son buenos amigos. Debido a la no sólo escasez, sino inexistencia de los primeros, por algún sitio debe venir el premio, supongo. Son estos amigos entrecomillados que están a medio camino entre el amigo de verdad y el simple conocido. Uno de ellos me envió un email la semana pasada con el siguiente encabezamiento:"Queridas chicas, unas advertencias para el próximo mes de junio"¿Y por qué Junio? Fácil, por la Eurocopa. Quizás este amigo mío se pensaba que yo no asociaría con tanta rapidez por dónde iba encaminado su texto, pero se equivocaba. Y para dejarle las cosas claras, procedí a contestarle en los siguientes términos, que para comodidad del lector os contaré en varios capítulos numerados, como hace Adriana Abascal con su vida en la revista HOLA. Y además, como soy así de considerada, lo hago en el formato del libro La historia interminablesu directrices en verde,mis comentarios en rojo. 

Querido español, me veo en la obligación de anotar una serie de comentarios a tus sugerencias, por no decir acotar tus intenciones de que tome como propio el papel de "señorita" que me quieres endosar en un momento que puede convertirse en histórico. 

Queridas chicas, unas advertencias para el próximo mes de junio. (Y julio, puede que lleguemos a la final el día 01 de julio): 

1).- La Eurocopa inapelablemente va a tomar posesión de nuestro ser y de nuestras agendas. No es que os hayamos dejado de querer, simplemente nos apasiona el fútbol. No os lo toméis a mal, es INEVITABLE, es un tema genético. Si quieres marcarlo en tu agenda, los primeros partidos de España son el 10/06 a las 18:00 horas, el 14/06 a las 20:45 horas y el 18/06 a las 20:45 horas. Luego hay octavos, cuartos, semifinales, tercer y cuarto puesto (sí, también es importante) y final. 

Mi agenda, de la que intentaré hacer una captura de mi Ipad para probar la veracidad de mis palabras, ya tiene anotadas como definitivas las tres primeras fechas. Respecto a las demás, como mujer que soy, tengo a bien ser precavida, por lo que también están anotadas pero a lápiz, por si hay que borrar o cuadrar bien el momento concreto. Nunca se sabe si pasaremos como primero o segundo de grupo, o si pasaremos. Pero es que además, están en mi cabeza, como has podido comprobar con la acotación inicial. Estoy de acuerdo de que se trata de un tema genético, sin distinción de sexo o religión. 

2).- Se aconseja leer la sección deportiva de la prensa diaria y ver los resúmenes para que tengamos tema de conversación; si no lo hacéis, que no os extrañe que no hablemos durante ese mes. 

Mejor leer el diario nacional líder en España, que es todo deportivo: MARCA. Así estarás al tanto, no sólo de lo que acontece en el deporte rey, sino en los demás o en la preparación de los JJOO, que te recuerdo querido español, llegan después. Además, si eres como yo, contrastarás la información con la prensa extranjera, para ver si mantenemos un mínimo de objetividad. La pasión no está reñida con la calidad informativa. 

3).- Durante el mes entero la televisión es nuestra, a todas horas, sin excepción. El mando, ni mirarlo. 

Perfecto. Tú pones la televisión que yo me encargo de quitarle la voz y enchufar la radio. No veo partido de la selección sin Paco González. Y si tú también quieres "marcar goles", no sé si me entiendes, más te vale ceder el aparato para disfrutar de alguna película por las noches. El mando, puedes quedártelo. 

4).- Si tenéis que pasar frente a la televisión durante un partido, podéis hacerlo, siempre que sea gateando, preferiblemente con una cerveza y un plato de patatas, sin distraer o hacer ruido. 

Aunque no te lo creas, las mujeres también distinguimos entre las "faltas en las que habrá que poner barrera" y las que no, por ejemplo. Las primeras te permiten pasar corriendo, las segundas no. Pero si mis compañeras son como yo, serán listas y escogerán el lugar del salón que esté más liberado para pegar patadas a gusto y no molestar, con lo que no tendrás que preocuparte. Y con el volumen al que pondré la radio, el ruido que yo haga te dará igual. 

5).- Durante los partidos soy sordo y ciego. No esperes que te atienda, escuche, mire, abra la puerta, conteste el teléfono, vea si el niño se ha caído, salude a tu madre, haga la compra, apague el incendio de la cocina, etc. No estoy, luego no existo. 

Aprovecharé entonces para caminar desnuda por casa o con mi mejor lencería fina. 

Continuará... 

0 comentarios: