martes, 27 de marzo de 2012

Mi primera experiencia con la Maracuyá

La Maracuyá es una fruta de las regiones subtropicales de América que yo, hasta hace pocos días, no había probado. Sabía de su existencia, que se limitaba a una de las esencias utilizadas para cacao de labios. Punto. Si se comía, yo no lo había probado. Y tampoco confiaba en hacerlo, cualquier fruta tropical me parece peligrosa por eso de las reacciones alérgicas y demás enfermedades que dan trabajo al Dr. House en FOX. 

Después de varias conversaciones sobre mi falta alimenticia y un desayuno salado en la cafetería de la siguiente cuadra, un amigo y yo fuimos a terminar con algo dulce. Cruzamos hacia el número 2015 de la Calle LapridaDelicious Café. Un lugar para dulces y salados, con jugos y café y un servicio informal que deja al turista como yo, observar y pensar bien en qué pedir. Pero no hubo duda alguna: cheesecake con Maracuyá. Había que perder el miedo.

A pesar de la primera confusión sobre las supuestas pepitas de chocolate en tamaño mini,que resultaron ser las pipas de la fruta (¡ignorancia de novata!), la tarta me encantó. Gracias al completo desayuno con café y tostadas que había tomado diez minutos antes, no tuve espacio para una segunda ración, por eso de fijar bien el sabor. Aunque si llego a saberlo, no la comparto. Menos mal que un par de días después pude volver a disfrutar de esta fruta con un helado en Munchi's, aunque no era mío.

0 comentarios: