martes, 6 de marzo de 2012

Felices 110 años Real Madrid

No pensaba escribir nada, estoy bastante liada entre preparativos de viaje, trabajo y demás, pero mi hermano Mario ha colgado en facebook un vídeo del que disfrutamos cada vez que acudimos al Bernabeu y no he podido resistirme. Tenía que felicitar esos 110 años que hoy le llegan al Mejor Club que yo conozco. Con mayúsculas, por supuesto. Podrán decir lo que quieran, pero los madridistas sabemos que nuestro equipo siempre llega y que hay ciertas cosas que sólo nosotros somos capaces de hacer. Somos, por excelencia, el equipo de la épica.

Me hace mucha gracia la gente que critica eso que decimos nosotros: "hemos ganado", "hemos hecho el contra-ataque perfecto" o "nos ha faltado poner un poco más". Sí, hablamos en plural y nos incluimos, porque los madridistas nos sentimos parte del equipo. No decimos "el equipo ha sido quien ha jugado". Nos sentimos orgullosos de los colores que vestimos, porque por encima del juego o de los jugadores, entrenadores o personajes que, puede ser, manchan el nombre del Club; hay un único color: el blanco. Es el que vestimos, el que llevamos con la cabeza alta (aunque perdamos) y el que alentamos. Por el que muchos hemos llorado y tantos otros han saltado sin parar. El que sentimos.

Me gusta el fútbol. Y me gusta mi equipo, porque como socia puedo decir que es un poco mío, aunque con la cuota que religiosamente pagan mis padres cada año no llegue a costear ni los balones que necesitan en la Ciudad Deportiva para entrenar. Pero me siento parte del Real Madrid desde que dormía con la camiseta de Zamorano, desde que nuestra niñera nos castigaba siendo del Barça y para nosotros era la peor de las condenas. Desde que inventé con mi hermano la inyección anti-culé para no contagiarnos, por si acaso. Desde que mis padres me llevaron a mi primer partido en el estadio y lloré. Es lo que tiene mi Madrid, que emociona. Sin más, ¡feliz cumpleaños viejo!


0 comentarios: