miércoles, 1 de febrero de 2012

Totopos azules con fondo negro


Ante la amenaza que la televisión nos lanza estos días, con una tremenda caída de las temperaturas, (me pongo mala sólo de pensar en los -10ºC que auguran para Madrid), me entraron las prisas por estrenar mi nuevo panty, o par de medias, que nunca me aclaro. Más que nada, porque no creo que mis bailarinas sean capaces de aguantar unas mañanas tan duras. Y mis pies pueden romperse por la mitad, sin exageraciones. Sólo tenéis que comprobar el color de mis manos o los gritos de la gente cuando les toco con ellas. A veces, me siento peor que Pícara antes de entrar en el grupo de X-Men; porque a ella, al menos, le servían de algo sus guantes. 

Preciosas. Negras con totopos azules. Tupidas, como siempre. En una mercería de la calle Ayala de Madrid al modo antiguo, cuando nuestras abuelas iban a comprar lazos para ponernos un cinturón en ese vestido de cerezas blanco que nos habían hecho. Me hubiese llevado las tres tonalidades que exponían, pero visto lo que viene, quizás es mejor invertir en un pantalón térmico.

3 comentarios:

Isa dijo...

Mu bonitas pero te abría traído mas cuenta surtirte de leotardos.,

Isa

Anónimo dijo...

Preciosistas, ya sabes me encantan me gustaría poder ponerme las yo, pero me conformo con verterás a ti

Marta dijo...

Pues no te las pones porque eres tonta, ya sabes lo que dice Papá "odio la gente con complejos" (aunque yo no me lo aplique)...Y sí Isabelita, viendo la temperatura de hoy debería haber hecho mejor compra :)