martes, 15 de noviembre de 2011

Flores en punto de cruz

Un par de regalos prometidos que por fin llegaron. Lo confieso, he tardado. Sólo falta que en la próxima visita las veamos colgadas en la pared, en frente de la cocina.



2 comentarios:

pilarin dijo...

Espero que se sepa apreciar no solo el regalo sino el tiempo dedicado a hacerlo,ya sabemos que el tiempo que te dedica alguna persona,no tiene precio.Besos.

Marta dijo...

Ambas dos lo sabemos, no podíamos haber escogido un hobby más laborioso...

Tiempo es una de las cosas más bonitas que se pueden regalar, estamos de acuerdo.

Un besito
marta!