sábado, 26 de noviembre de 2011

Desde Nueva York

¿Os he dicho alguna vez que tengo muchas manías confesables? Una de ellas me impide olvidarme por completo de la gente cuando busco precisamente eso, desaparecer. Algún día lo conseguiré, pero mientras hay decenas de postales personalizadas recorriendo el mundo. Espero que todos recibáis la vuestra. En cada viaje me gusta dedicar un par de minutos para cada persona en particular e intentar que empecéis vuestra propia colección de instantáneas. ¿Desde dónde será la siguiente? ¡Apuestas!

0 comentarios: