miércoles, 16 de noviembre de 2011

Decisiones incorrectas


"Somos humanos, cometemos errores. Malinterpretamos. Tomamos decisiones incorrectas...porque los juicios precipitados, las decisiones que tomamos sin pensar, sin vacilar son las que nos persiguen eternamente"

Os prometí compartir una nueva manía con vosotros cada viernes, pero la semana pasada fallé. No porque no me acordase, que también, sino por dedicarme a pasear por las calles de Manhattan. A cambio os regalo esta frase que escuché en la quinta temporada de Anatomía de Grey. Un capítulo número doce muy divertido en el que Meredith se pone de los nervios por la llegada de la madre de su novio, consciente de no ser una dulce y amorosa futura esposa. La entiendo perfectamente, por cierto. 

Hay una segunda historia. La de un niño al que le urge una donación, esa que aparece de la mano de un asesino que no tiene muchas posibilidades de sobrevivir. Es más, prefiere irse. La de un médico que se niega a operar al segundo, pero le pesa la necesidad del primero. Lo llaman principios creo, y a veces se enfrentan. No os cuento cómo acaba el capítulo, porque eso lo hago sólo cuando no me doy cuenta. Pero la conclusión es esa: decisiones incorrectas que nos persiguen eternamente.

Odio esta carrera, intentar escapar pero que la sombra siga ahí. Coincido con Meredith en que cometemos errores y, por ende, tomamos decisiones incorrectas. O quizás la decisión incorrecta es directamente el error. Depende del caso, supongo. Pero creo que a veces el error está en haber vacilado, y eso es lo que te perseguirá para siempre. Hoy creo que el mío fue pensar demasiado, no haber tenido un juicio precipitado. Mañana si hay suerte, puede que me levante y piense lo contrario. Pero quién sabe, por mucho que me empeñe, incluso yo tengo esa condición: somos humanos.

0 comentarios: