viernes, 4 de noviembre de 2011

Conversaciones reales en la televisión



Un guión ha de reflejar conversaciones reales.
Eso es lo que dicen los apuntes que tengo para la creación de un buen guión literario. Asegura el profesor que toda situación tiene su reflejo en el mundo cotidiano, en la historia que vivimos los seres humanos. Y que precisamente por eso, nos resulta interesante. 
Leía además, que el diálogo de los personajes ha de basarse en lo que nosotros hablamos en la vida real pero con estilo, hay que trabajarlo. Es decir, conversaciones reales bien construidas. 

Una de las series de televisión que sigo desde el principio emite este otoño su última temporada. Hace un par de días veía su quinto capítulo, en el que los hijos de Nora están dolidos por algo que les ha pasado. Y vi en la práctica lo que antes había leído en la teoría. Al igual que en la secuencia que os enseño, se han tomado un café conmigo para decirme exactamente lo que Nora aconseja a Kitty. No de una forma tan clara y contundente, pero sí con el mismo fin. Lo que demuestra que al final, lo que nos cuentan en la televisión es el reflejo de un mundo cotidiano, pero puesto en palabras bonitas. Eso es precisamente lo que yo tengo que hacer con mi proyecto final. Además, si os parece, inauguro así una manía: colgaros cada viernes mi escena favorita de la semana.


0 comentarios: