domingo, 16 de octubre de 2011

Berry Dots

Rojo pasión. El color del amor. Izquierda. Alegría andaluza. Caperucita. Juego de niñas. Merienda. Cerezas. Sandra diciendo "eso es Marta, ¿quién si no iba a llevarlo?" Ponerla de los nervios con mis puntos, colores, rayas y lazos en las muñecas. Pasar las páginas de una revista, verlo y...¿enamorarse? Pero de esos enamoramientos repentinos, fugaces y de una semana que tengo yo. De los de "¡Ah, sí...el del otro día!" Flechazo a primera vista. Mi caja de relojes grita por este compañero, ¿pero no querías uno con correa de cuero? Sí, como siempre. Y siempre puede esperar. Ideal es la palabra. Uno más de plástico, lo se, pero yo los llevo con alegría. 

Hace muchos veranos me puse muy pesada con que mi madre me hiciese un pañuelo de lunares, para anudármelo al cuello. Lo conseguí. Me lo puse en las fiestas de mi ciudad, para una noche de fuegos artificiales. Estaba orgullosa de salir como quería y que a nadie se le hubiese ocurrido. También le obligué a que me hiciese un bolso para la playa, y lo hizo. Aún lo conservo. Y unos años después, llega la tendencia al resto de los mortales. Dots la han bautizado. En fin, ya os contaré qué excentricidad se me ocurre llevar estos días, que en dos o tres años lo tenéis en la pasarela. Así, os sale más barato, que ya sabemos que cuando algo es moda nos ponemos tontos con el precio. No os asustéis, pero estoy pensando en teñirme las puntas de fucsia. Aún está por estudiar. Pero este swatch, lo quiero. 

0 comentarios: