jueves, 7 de julio de 2011

La cocina no es la mejor táctica

Varios diarios publicaban ayer los resultados del estudio titulado Cocinar con Amor, basado en encuestas realizadas por Gallina Blanca y Meetic a mil ciudadanos de nuestro país. Entre otras muchas cifras y curiosidades, quiero poner en conocimiento de mis escasos lectores varios puntos, por eso de facilitarnos la vida sexual a todos.

En primer lugar, la encuesta refleja que el plato estrella que utilizan los jóvenes de 25 a 35 años para sus conquistas son los spaguetti a la carbonara. Bien, como mujer que soy, diré que las kilocalorías que tiene la nata, unidas al poco arte que tenemos algunos para conseguir las medidas exactas, (sobre todo los hombres, véase en una tienda de ropa, en una zapatería o en la cocina), hacen poco recomendable lanzarse a por la futura conquista con este plato. Más que nada porque con tanto carbohidrato
en el cuerpo, muy sexy y ligera no se siente una. A no ser que lo hayas regado todo con un selecto rosado y hayáis conseguido acabar la botella. En ese caso, todos somos guapísimos.

Por otro lado, el 30% de los encuestados asegura que las posibilidades de una noche de sexo aumentan después de una buena cena romántica preparada por la pareja. Mi pregunta es: ¿qué opina el otro 70%? El estudio no se pronuncia, pero es fácil adivinarlo: es más seguro invertir en cubatas que en un plato deluxe. Puedo ser muy bruta, pero digo verdades. La conquista del estómago queda para los neoyorkinos con un loft
, aunque sea cierto que cada vez se pone más de moda. Nosotros confiamos más en la cerveza, el vino y la copa, todo junto y en pocas horas. Además, repito: todos guapos.

Con lo que sí coincido es que salir a un restaurante es la táctica culinaria que más se utiliza, porque los españoles somos más de calle. Y porque es más eficaz dejar a otro la cena, para centrarse en otros aspectos igual de importantes. Aunque muchas parejas deberían plantearse muy en serio lo de quedarse dentro de ese 30% y no salir de casa, que indigestan la comida a cualquiera con sus arrumacos. Si no, que se lo pregunten a mi tía Pilar, que pudo disfrutar de toda una escena erótico-festiva en la mesa de enfrente, gratis. Así que sí, debe haber gente a la que esto de llenar el estómago le revoluciona demasiado las hormonas.

Por último, el estudio indica cuál es la mujer y el hombre con quienes  nos gustaría compartir una noche de cocina. Sin sexo obviamente, porque entonces la pregunta sería otra. Yo, a pesar de llevar la contraria a los demás encuestados, me quedo con: Gwyneth Paltrow, -dicen que es buena cocinera-, y Johnny Deep, porque de alguna forma tendré que conocerle, aunque sea con jamón de jabugo de por medio, que sé que le encanta.

Y por si acaso, dejo aquí un par de apuntes para aquél que quiera conquistarme: en vez de los spaguetti, ponme un sandwich con pan de aceitunas. Y en vez de las fresas con nata, un brownie con helado de vainilla. Me darán la misma energía.

0 comentarios: