viernes, 29 de julio de 2011

Folklore Maragato

Castrillo de Polvazares, en la comarca de La Maragatería de León reconocido como Conjunto Histórico-Artístico, es uno de los pueblos de tradición arriera maragata con más historia. En la actualidad, basa su economía en el turismo y la artesanía, además de en su producto distintivo, que muestran con orgullo: el cocido maragato. Para mí, que odio los garbanzos desde que tengo uso de razón, fue todo un placer disfrutarlo. A mi manera, como diría Sinatra. Que este tipo de legumbres no me entran ni por los ojos. Bastante tengo con guardar la imagen de ellos en la bandeja del comedor cuando era pequeña, toda una evocación de arcadas. La verdad que no he contrastado los diferentes restaurantes del pueblo, ni sé cuántos puede haber, pero yo os recomiendo en el que estuve: 


Hostería Casa Coscolo
C/ El Rincón, 1 (Plaza de la Iglesia) 
24718. Castrillo de Polvazares, Astorga, (León) 
info@casacoscolo.com 
tlf 619 280 540 

No os explico en qué consiste precisamente el cocido por dos razones:

a) Porque eso se lo dejo a mi padre, que disfrutaría mucho con ello.
b) Porque seguro que yo era la única que desconocía la técnica y cuando la camarera advirtió que empezaba el banquete, yo agarré la cuchara ansiosa.

Mejor voy a dedicarme a postear un par de fotos que disparé, -previo permiso-, para mostraros una de las fiestas por la que este punto de visita obligada para los peregrinos que comienzan su camino en Astorga, se engalana de una forma bastante austera. Banderas españolas en los balcones y muchas flores, que dejan que sean los lugareños quienes muestren todo el folklore que esconden sus modestas casas de piedra y barro rojo. Muchas de ellas, ahora en alquiler.

Al principio, creía que se trataba de las fiestas de Santa Marta, patrona de Astorga, por su cercanía en el tiempo, (es hoy). Pero a ésta le dedican la última semana de agosto. Informándome un poco más sobre sus tradiciones, pensé que se trataba de una de las complicadas bodas maragatas que, según dicen, tienen un ritual de cortejo y atavíos espectacular. Tanto, que aseguran se trata de una de las mejores joyas de la arquitectura folclórica española. Pero tampoco. Finalmente, descubrí que estábamos dentro la semana dedicada a su patrona de verdad: María Magdalena, a quien sacan a pasear en su día, pero por quien bailan hasta el domingo siguiente. Es decir, el nuestro.





0 comentarios: