jueves, 28 de julio de 2011

De la pulsera

Revisando anoche mi agenda, una de mis actividades favoritas, observé que mi primera tarea para mañana era: si te sobran 10 euros este mes, arreglar pulsera Tous. ¿Por qué nos empeñamos en algunas cosas y no en otras? Tal cual, esto es lo primero que debía tener en cuenta el jueves 28 de julio. Está claro que lo de llevar mi modesta joya a El Corte Inglés para el apaño no podía ser lo primero que hiciese hoy porque:

a) El Corte Inglés debería abrir a las 08:00h para que yo pudiese llegar antes de entrar en la oficina.
b) Me tendría que levantar media hora antes para cumplir el deseo de mi agenda y, de momento, la cabeza me funciona con cierta lógica cuando de despertar se trata, que para otras cosas, ninguna.

Ni me han sobrado diez euros, (aunque me ha faltado poco), ni tengo la respuesta a la duda existencial que pareció surgirme el día que anoté esos tres renglones. Pero es cierto, son dos veces ya las que pido el arreglo. De ahí, que me sepa el precio del apaño. No es que sea el joyón de la temporada. Es sencilla, de color negro y formada por bolitas de cristal de murano. Me la regalaron mis tías, mi abuelo y uno de mis tíos, creo recordar; y lo que me dijeron fue que querían una "joya" (que lo es) que pudiese llevar todos los días y que pegase conmigo. Y es lo que hago. Me la pongo cada mañana porque tengo la sensación de que, el cuando me falte, podría no irme tan bien como los días en que sí me la pongo. Sólo me permito prescindir de mi pequeña amiga cuando voy de vacaciones en verano, es como dejarla que disfrute de las suyas propias. No me siento culpable por no contar con ella.

Quizás sea precisamente ese el motivo por el que me empeño en que esté perfecta siempre. Porque es como llevar a una parte de mi familia conmigo, porque se ha convertido en algo que me define. Como mi reloj blanco de swatch, el modelo Panna Montata, regalo de mis padres, que no se cuántas veces le he podido cambiar la correa. Y sigo. O quizás sea mi muñeca izquierda, que se ha vuelto exquisita y ya sólo se hace presa de pulseras regaladas y con historia. Ella es muy exclusiva.

2 comentarios:

PepitoGrillo (la voz de tu inconciencia) dijo...

Seguramente hoy, podrás cambiar de correa o de reloj.
Bss

Marta dijo...

¡¡Debería haber visto este comentario antes!! Me ha encantado mi nuevo swatch para la colección :)

¡un besito!