domingo, 1 de agosto de 2010

Leila

Lo que voy a mostraros ahora no es producto de Photoshop. Y quien así lo crea, que se ponga en contacto conmigo. Le enviaré de forma privada un teléfono donde podeis confirmar la información.

¿Quién es Leila? Pues una persona con mucho pelo de color dorado, re-buena y re-linda, que me ha acogido como una más de la familia. Tanto es así, que a veces me pedía a mí los mimos, y yo, se los daba. Si me levantaba para subir al piso de arriba, ella me acompañaba. Y si la decías, "Leila no vengas aquí", ella obedecía y esperaba. Así da gusto. Todo sea por conseguir una chuchería canina de vez en cuando. Ella, no yo. Y era de verdad, no un perroman articulado.


2 comentarios:

Meska dijo...

Puede ser un regalo extraordinario ese de regalarte un cachorro de "golden retriever"; ves que pueden ser de una compañía especial.
Tomar nota "Papás" de Marta.

Besitos desde Salamanca.

Marta dijo...

Jaja...no creo que ni ellos se convenzan, ni yo tampoco...que Leila es genial, pero los cuidados son para otros...

¡un besito!