viernes, 6 de agosto de 2010

Floris Genérica

Situada dentro del Parque de las Naciones Unidas del barrio de Palermo, nos encontramos con una flor de acero y aluminio gigante. Reza la explicación del propio parque, que abierta tiene 32 metros de diámetro. Y digo abierta, porque imita a una flor real, que se abre con la luz del sol y se cierra a eso de las 20 horas, cuando la oscuridad hace que la ciudad se ilume a base de fluorescentes de colores.

Se trata de un regalo a la ciudad por parte del arquitecto Eduardo Catalano, que fue definida como obra ambiental. Descansa sobre una pileta que refleja el agua en sus seis pétalos.


0 comentarios: