viernes, 11 de junio de 2010

Sobremesa playera

Tener demasiado tiempo libre en la mesa, mientras tu padre va a por su tercer plato (nunca tengo claro si es el postre o no, porque siempre hay uno más debajo de todo el mojo picón), puede ser un buen momento para aclarar tu futuro, y compartir con todos cómo serán los grandes momentos de tu vida.

En primer lugar, he decidido que voy a ganar un Oscar. Sí, no tengo claro el por qué, pero Valentino volverá al mundo de la moda sólo para enovolverme en un azul intenso exquisito y así yo, dedicarme a pasear por la alfombra roja. Acuérdate Valen, nada de vestidos con escote recto y tirantes finos.

Y en segundo lugar, he vislumbrado el día de mi boda. Claramente. Y lo se, me falta el marido y el dinero, pero eso son nimiedades comparadas con todos los demás preparativos. Será en la playa. Al atardecer. Mi madre no entiende el por qué y mi padre se hace el sordo. La razón es sencilla: no llevar tacones.

Mi hermano es el único que parece convencido con la idea, por lo que comienza a verse también en ella. Él irá en bañador. Bien. Con chanclas. Bien, quien quiera calzarse que lo haga. Con pajarita...mmm...no tan bien. Con calcetines negros a juego. Mario no, que te reviso antes de la ceremonia. Y con riñonera, ¡ya está, la invitación irá con dress code obligatorio! Esto es lo que pasa cuando, con toda tu buena fe y con tal de ir descalza, concedes tanta libertad. Te replanteas hasta el hacerla en la ciudad, pero te da igual, porque es capaz de presentarse en chandal.

Tu padre cree haber llegado al máximo de ocupación y llega el momento de levantarse, justo a tiempo. Los rubios de la mesa contigua, (les llamo rubios, porque una nunca sabe si son alemanes, ingleses, de Gibraltar o de dónde, así no fallo) , no entienden por qué estamos los tres llorando, pero no les hace mucha gracia el cachondeo que llevamos. O eso, o es que tienen esa cara siempre. Que una tampoco sabe. Pero estoy de vacaciones, y no voy a precouparme por esto y por cómo habré de organizar tan importantes eventos en mi vida, mientras mantengo la mente de mi hermano a ralla.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Pos na q tu padre se entera de casi todo y lo q falta tb se entera pero se hace el longui.
Lo de la playa me parece estupendo pero el agape tambien?.
Ypor cierto a tu mami no le va a hacer mucha gracia ir descalzon creo q al Juanillo no lo iba a invitar jejejeje

bss y hasta la proxima en tenerife o en....?????