viernes, 25 de junio de 2010

Las gafas de sol ahora las lleva mi agenda

Con el peor "Septiembre" de la historia de Marta, y esperemos que el último, (creo que tengo toda la superficie de mi cuerpo tocando madera ahora mismo), mi querida agenda...amiga, compañera de rutinas, secretaria y a veces, hasta terapeuta, me ha pedido un respiro. Dice no haberse sentido nunca tan saturada de conocimientos aún pendientes por entrar en mi cabeza. Además, que por lo visto dice no trabajar bien con este calor.

Me ha sacado el Estatuto de los Trabajadores y su calendario laboral. Asegura que aquí, algo va mal. Yo ya le he explicado cómo su vida depende de la mía, que no hubiese elegido ser una agenda, que hubiese pedido ser una simple libreta de anotaciones. Que yo tengo muchas y andan muy contentas últimamente, que ni las toco. No tengo tiempo. Además, le he tenido que poner al orden, y mira que le tengo un cariño tremendo, pero para una asignatura que yo no tengo que tocar este curso, derecho laboral para más señas, me viene con el estatuto. Tendrá cara. Yo ya le he dicho, que tiene que aguantar conmigo hasta el próximo miércoles 30, que ya queda poco, y que prometo dejarla un par de días totalmente en blanco. Bueno uno, que al final mi mano se ha liado a poner un par de tareas para el día 2...bueno en realidad lo de "en blanco" lo dejamos para más entrado el mes de julio, que no se si mi mano, pero mi euforia contenida por el fin de curso se ha liado a escribir, en un verde esperanzador, la palabra Libertad.

Pues muy chula ella, el otro día decidió tomarse parte de mi café, que se me derramó sin querer. Y hoy me encuentro con que, debido al escaso uso que yo le estoy dando a mis queridas gafas de sol, (que una si tiene suerte y sale de casa, es para ir a la biblioteca), se las ha puesto ella. Dice que al menos quiere verme con esta cara, cuanto menos, mejor. Deben asustarle mis ojeras y la cara de presión continua que llevo entre los exámenes y España dándole emoción desde el primer partido. Y sí, se me ha ido completamente la cabeza, así en un momento.



0 comentarios: