lunes, 8 de marzo de 2010

Felicidades Mujer

Hoy creo que tampoco seré la única. Y lo creo porque somos millones de mujeres que este lunes día 8 quieren dar un aplauso de reconocimiento, pero también de ánimo e impulso, a esos millones de mujeres que, por encima de todo, son estupendas.

Son mujeres que luchan por demostrar al mundo que son fuertes, pero deben saber que no necesitan demostrarlo. Lucharon por tener voz y que fuese escuchada, por poder elegir y por sentirse dignas de respeto. Directoras que suben a recoger un Oscar esta misma noche y se convierten en la primera mujer en ganarlo, mientras Bárbara Streisand dice: “Well, the time has come”.

Porque sino luchan por ellas, lo hacen por quienes les necesitan en ese momento. Son mujeres que trabajan, que se liberan y que mantienen vivas las tradiciones, aquellas que nos hacen a todos conocer las raíces y lo que no debe perderse. Son mujeres sanas y enfermas, a veces. ¡Pero son tan guapas!

Son mujeres que a veces se quedan calladas, pero sólo cuando creen que deben hacerlo, porque saben que tienen el derecho a gritar tanto como sus compañeros. No digo más, nunca defenderé eso, sino exactamente con los mismos decibelios. Mujeres que gritan entonces, pero mujeres que lo hacen por algo, por alguien o por sí mismas. Nunca te calles demasiado.

Son mujeres que creen que deben estar felices y radiantes siempre, porque eso es lo que les dice la sociedad en la que viven. Pero no, que sean mujeres felices cuando quieran serlo, y que se sientan radiantes con un marimoño y ojeras de tres días. Porque eso es el resultado de varias noches sin dormir para abrazar a su hijo, que la necesita, terminar su jornada laboral y correr a por un café con su amiga, que también la necesita. Las mujeres son trabajadoras, todas ellas, porque las mujeres trabajan en la vida.

Son mujeres, son madres, son amigas y tías, son esposas y compañeras de viaje, son abuelas, sobrinas y nietas. Son mis mujeres. Son, sobre todo, tremendas.

¡Felicidades mujer trabajadora!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ay martita esta entrada me ha emocionado se me han puesto los pelos de punta sobre todo el final. tienes razón somos así y por eso tenemos una esperanza de vida más alta que los hombres porque estamso acostumbradas a sufrir mientras nosotras nos depilamos dos veces al mes como mínimo, ellos una vez al año y parece que se mueren. somos mujeres somos luchadoras por eso vivimos más.

Marta dijo...

Te intuyo...pero ¿y tú eres??...XD