sábado, 13 de junio de 2009

Ampliación de la casa: La terracita

El tan ansiado Sol llegó a París este fin de semana, y tal acontecimiento debe ser celebrado: Nos echamos literalmente a la calle. Cansados de ver como todos los cafés y bares de la ciudad se mantienen ocupando espacio público durante todo el año, nosotros creemos que también pagamos impuestos y, por tanto, podemos exigir calle.

Sin contar con la aprobación de la dueña de la casa, dejémosla tranquila con su esposo en Irlanda, procedimos a extender el dominio de Chez Nation. Una mesa, unas pocas sillas y unas velitas después...¡Ahora tenemos terracita! Y es que cuando los "machotes" de la casa se ponen a crear, les sale la vena romántica y nos montan una cena a la luz de las velas que llegó a levantar pasiones en el barrio. No exagero. En veinte minutos se nos habían colocado alrededor, dos grupos de personas tomando una copa de vino, ¡estuvimos a punto de sortear a quién de nosotros colocábamos para pedir DNI y cobrar entrada!


Nota aclaratoria: El momento fotografiado es el previo al desarollo de la cena, con las cervezas, el queso manchego, el jamón ibérico...Ya que nos ponemos a dar envidia, lo hacemos bien. Además, teníamos que dejar claro de dónde venimos.

2 comentarios:

Marga Herrán dijo...

yo la volvía a poner! :)

Marta dijo...

Jajaja...con Japo!