viernes, 22 de mayo de 2009

Yo también me caigo en las escaleras del metro: Become a fan

Por petición popular de mis compañeros de piso, puesto que según ellos toda tontería de la que somos protagonistas es publicada en este blog, debo relatar una más: Mi caída en las escaleras del metro.

No hay gran misterio. Ruth, Gonzalo y yo nos dirigíamos hacía el barrio de Saint Mandé, a echar un vistazo a la posible nueva casa de Ruth. Día lluvioso, (¡cómo no!) y Marta con Converse, la niña es que es muy lista ella. Tranquilamente hablando cuando ¡chof! Resbala. Un par de escaleras abajo y piensa, en lo que viene siendo lo que los frikis llaman "nano-segundos" de esos: "Esto que me está pasando es peligroso, puedo caer con la cabeza y quedarme aún más tonta, y eso puede ser fatal, ¿cómo lo arreglo? Yo creo que si me tiro al suelo con el culo, que eso es blando, apaño la caída un poco". Calculé mal y me desequilibré, tanto que no podía ni levantarme del dolor...y la risa que me entró. Y ahí me quedé, "sentadita", esperando a George Clooney o a Richard Gere para que me recogieran...¡pues nada! Tuve que conformarme con mis compañeros de piso.

El resultado, una semana después es el siguiente:

0 comentarios: