viernes, 22 de mayo de 2009

¿Y de qué hablarán estos "guiris"?

Una advertencia. Cuando esteis caminando alguna mañana en un día soleado por París (sí, nos hemos quemado un poco la cara), y se os proponga un juego con la siguiente fórmula: Te propongo un juego, ¿quieres?. La respuesta debe ser ¡NO!. Claro, que a mí nadie me había explicado el poder de este monosílabo en una situación como ésta. Así que, ya me encargo yo de avisar a los futuros inoncentes que responderán como una servidora nada más salir de casa: "¡Ay, genial! ¡Vamos, venga, ¿de qué se trata?!".

¿Cuál es la razón? Os pongo en situación: de casa a Bastille, llegando hasta el Pompidou y la tienda Apple, parando en el Starbucks, paseando por el Sena y descansando en las Tuileries, (donde nos hemos quemado). ¿Conversación? La que sigue:

Carro - Coche - Muro - Cartel - Moto - Señal - Colegio - Bicicletas - Edificio - Planta - Peatón - Perro - Racaille - Semáforo - Flor - Mujer - Esternocleidomastoideo - Masaje - Andamio - Papelera - Blusón - Playa - Restaurante - Pisa - 138 - Huevos - 53 - Colonia - 39 - Sandalia - Conrado - Mónaco - Agencia - Azul - Estación - Reloj - Rollers - Policía - Banco - Saco - Jubilación - Lentejas - Ocasión - Renfe - 1347 - Primo - Mendigo - Pera - 3.14.16 - Sexo - Ben&Jerry's - Mario - Eiffel - Sonrisa - Rue Sainte Merrie - Gilipollas...

¡Yuju!, una vez más.

0 comentarios: