miércoles, 8 de abril de 2009

Bataille de Polochons Internationale à Paris

Esta vez, fue cosa de Ruth. Lo prometo. No la convocatoria a nivel internacional, pero sí que debo responsabilizarla de que yo acudiese a ella: Batalla de almohadas en la misma plaza parisina que da entrada al edificio de la Bolsa.

Confirmación de asistencia: Ruth, yo y demás gente diversa (se incluyen, parisinos y no parisinos, fotógrafos, niños sin disfrazar y adultos disfrazados). El lugar la plaza de la Bourse, la hora exacta: 18:08h, ni un minuto más ni uno menos.

Tras la vergüenza inicial, una ya se desmelena y aprueba el esconderse el almohadón "de forma que no se note", como exigían las instrucciones del evento en cuestión. ¿Quién no iba a pensar que yo estuviese embarazada de nueve meses? Si se veía claro que era eso.


Mientras yo me preguntaba si ponerle música de Mozart o no al recién salido retoño en mi "tripita", alguien llega por detrás y me susurra: "Ya es la hora". ¡Zas! La primera en la cabeza, entramos en guerra.

A continuación os dejo un enlace para que podais ver que más que pegar, yo lo que hacía era no parar de reírme, aunque hay que decir que el momento que aparece, a mí me tocaba ya la retaguardia:


Y para que luego vengan a mí a quejarse por los desperdicios y botellas de la mañana de un domingo en Malasaña, ¡no tienen aquí trabajo!


0 comentarios: